Atrévete a saber

Poesía británica en la I Guerra Mundial

Hola, soy Virginia y voy a hablaros sobre la poesía de la I Guerra Mundial.
En 1914, la Primera Guerra Mundial da fin a un sistema aparentemente estable en Europa y una estructura sólida que desplazaría irremediablemente a Inglaterra del escenario de primera potencia mundial para ceder progresivamente el testigo a su ex-colonia americana: los USA.
Gran Bretaña declara la guerra a Alemania el 4 de agosto de 1914 y desde ese momento, todo poeta va a encontrar en ese hecho un punto obligado de referencia que no podrá eludir en mucho tiempo. Ésta guerra supuso una catástrofe tan grande que generó un choquimagee emocional  traumático y marcó el final de una fase cultural en la historia de la civilización  europea, los sufrimientos, la tensión generada por la amenaza, el horror de la guerra de trincheras, el frío, el barro, las condiciones insalubres dejarían una huella irremediable en todos los combatientes. Aquella masacre habría borrado rastro de romanticismo.
Estos poetas escriben poemas muy crudos donde cuentan los horrores de las trincheras con rabia y desesperación.

Muchos consideran que la fotografía es la manera más eficaz de transmitir la penuria de los combatientes de una guerra, sus víctimas y sus enlutados deudos. Pero durante la I Guerra Mundial fue a través de la poesía que muchos bimageritánicos llegaron a compartir el horror de la vida y la muerte en las horribles trincheras del norte de Francia.
El impacto de la poesía plasmada durante el transcurso de esa guerra fue tremendo, y no sólo respecto de los mensajes en verso procedentes del Frente Occidental que podían leerse en los diarios.

Para cientos de soldados británicos, escribir poesía liberó amargos sentimientos que habrían causado consternación si hubiesen sido expresados en cartas enviadas a sus respectivas familias.
Frecuentemente escritos y garabateados en pequeñas libretas a la luz de una vela, muchos de esos poemas no eran suficientemente buenos como para merecer su publicación. No obstante, más que en ninguna otra guerra antes o desde entonces, el recuerdo de la Primera Gimageuerra Mundial perdura en Gran Bretaña a través de la poesía.
Hasta hoy, cada vez que los británicos van a la guerra, los primeros versos del poema El soldado, escrito en 1914 por Rupert Brooke, son recordados: “Si muriera, piensen sólo esto de mí:/ que en un campo de batalla extranjero,/ existe un lugar apartado que significa para siempre Inglaterra“.

1906-rugby-cadet-corps

Rupert Brooke (1887-1915)

Su poesía variaba de tono, con un entusiasmo que daba paso a la desesperación. Brooke, un hombre que se había convertido en un poeta antes de 1914, se sumó al conflicto con pasión. En una carta que le envió a un amigo, escribió: “No es un mal lugar para morir, Bélgica 1915. Mejor que toser y expulsar un alma civil tapado en la cama, entre desinfectantes, y atragantado de remedios en 1950. Ven a morir. Nos divertiremos en grande”.
En cambio, Brooke murió de envenenamiento de la sangre en abril de 1915 mientras se dirigía a combatir en los Dardanelos.
La visión que tenía Charles Sorley (muerto también en 1915) del conflicto era más tenebrosa. Un soneto que escribió en 1915 comienza: “Tal cual, tal cual es la Muerte: ni triunfo: ni derrota/ Sólo un balde vacío, un pizarrón completamente borrado/ Una piadosa supresión de lo que ha sido”. Sorley tenía 20 años cuando lo mataron.

220px-Charles_Hamilton_Sorley_(For_Remembrance)_cropped_and_retouched

Charles Sorley (1895-1915)

El pesimismo de Wilfred Owen es patente en las primeras líneas de himno a la juventud condenada“¿Qué fúnebres tañidos se ofrendan por éstos que mueren como reses?/ Sólo la ira monstruosa de los cañones,/ Sólo el tableteo raudo e incesante de los fusiles/ Pueden apagar sus precipitadas plegarias“. En una carta de 1918, Owen expresó: “Sobre todo no me concierne la poesía. Mi tema es la guerra, y la compasión de la guerra. La poesía está en la compasión”. Owen murió una semana después de concluida la guerra.

305_wowen

Wilfred Owen (1893-1918)

En el poema Preludio, Siegfried Sassoon los recordó: “Batallones y batallones, marcados por el fuego del infierno; / El ejército sin regreso que fue esa juventud; / las legiones que padecieron y polvo son“.

Siegfried_Sassoon_by_George_Charles_Beresford_(1915)

Siegfried Sasson (1886-1967)

 

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en abril 25, 2016 por en BIBLIOTECA, HISTORIA, LITERATURA, Virginia García y etiquetada con , , , , , .
WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

The World And Its True Lies

You write your own life story and dont give no one the pen

En Busca De Las Curiosidades

Quien algo quiere algo le cuesta

curiosidadespeciales

La vida es una lucha en solitario, aveces, ser fuerte es la única opción.

los historiadores

Blog de los alumnos de 4º de ESO del IES Villa de Mijas.

la educación interesante

Porque la educación es interesante

La educación de las hadas

Espacio sobre Proyectos Educativos

A %d blogueros les gusta esto: